:: Historia de la Raza en Argentina
:: Historia de la Raza en la provincia de La Pampa

La Raza Santa Gertrudis

Por Robert Kleberg Jr.
..:: Versión para imprimir

           La raza Santa Gertrudis fue desarrollada en el King Ranch, en Texas USA, por el Capitan Richard King en 1853. La historia productiva del King Ranch habla de esfuerzos continuos en experimentación sobre ganado de carne, situación en la que se utilizaron varias razas carniceras. El esfuerzo principal se centró en la transformación  de la totalidad  del establecimiento en una unidad de producción de la mayor cantidad y mejor calidad de carne posibles. Era imperioso encontrar o forjar una raza que produjera buenas reses carniceras terminadas a pasto, y al mismo tiempo, se desempeñase correctamente en las condiciones promedio de medio ambiente de la zona.  Realmente significa mucho para cualquier raza asegurar que tiene un buen desempeño en esa zona.

Primer ganado de tipo Mejicano

          Los primeros animales que pisaron suelo Norteamericano provinieron del ganado que trajeron los primeros conquistadores españoles. Estos animales se reprodujeron y se diseminaron a lo largo de toda América, dando lugar en América del Norte al ganado denominado “Longhorns” o “Ganado Mejicano”. En Sudamérica se denominaron “Criollos”. Hace ciento cincuenta años ese era el único ganado que habitaba  esa zona, y por supuesto, éste era el tipo de animal que había en el King Ranch. Era un animal muy prolífico y resistente, que se comportaba muy bien en esas duras condiciones ambientales, pero era muy pequeño, y no tenía un buen biotipo  carnicero.

          Entre 1880 y 1885, el proceso de mejoramiento de estos “Longhorns” comenzó cruzándolos con razas británicas (Hereford y Shorthorn) para producir más carne por hectárea. Se adquirieron pequeños rodeos de animales de raza Shorthorn y Hereford puros y se los sumó a la mestización de los rodeos comerciales. Las crías de esos animales puros fueron mantenidas aparte del resto para mantener precisamente su pureza. Este plan continuó hasta que el King Ranch  llegó a tener 25.000 vacas Shorthorn y 25.000 vacas Hereford puras o con alto porcentaje de pureza. Hacia 1916, el grado de mestización estaba muy avanzado o casi completado. Mientras todo esto ocurría, se analizaban cuidadosamente los resultados y se hacían comparaciones cada tanto. Los rodeos de Shorthorn y Hereford se colocaron en los potreros donde se adaptaron mejor, pero la experiencia demostró que cuando los rodeos Hereford estaban en las mejores tierras, resultaban más prolíficos, más lecheras las vacas, más gordos los terneros, que se terminaban rápidamente obteniéndose carcasas de mejor calidad que lograban mejores precios. Pero también eran algo más livianos que los Shorthorns, y cuando se las ubicaba en las tierras arenosas y de peor calidad del Rancho, prontamente se deterioraban, produciendo terneros chicos y con poco hueso, y comenzaban a sufrir de cáncer de ojo, parasitosis diversas y otras enfermedades.

           El standard de excelencia del Shorthorn era más fácil de mantener en el campo abierto, pero sufrían más durante los períodos de sequía prolongados, muy comunes en esa zona, produciendo pocos  terneros durante las épocas adversas.

            Estas dos razas Británicas sufrían intensamente los ataques de ectoparásitos, especialmente moscas y mosquitos durante los períodos de intensas lluvias. Durante estas épocas, los animales jóvenes eran literalmente devorados por las bicheras. Las garrapatas se les acumulaban en cantidades en las orejas causándoles bicheras. En algunos potreros muy enmalezados, durante estas épocas de alta humedad, la producción de terneros apenas superaba el 40%.

          Mientras el ganado nativo era reemplazado o mejorado con las razas británicas, también mejoraban las instalaciones del Rancho. Los potreros se desmalezaban, se mejoraban las aguadas,  los alambrados, los corrales y las mangas; los potreros y los animales fueron limpiados de garrapatas, y se mejoraron los pastizales con variedades nuevas de pasturas. Además se utilizaban los mejores reproductores Británicos para dar servicio en los rodeos respectivos. Esto representó la mayor parte de la vida de mi padre, Robert Kleberg, administrador del Rancho y yerno del Capitán King.

          A pesar de todos estos esfuerzos, los resultados no eran enteramente satisfactorios. Las razas Británicas, si bien superiores en calidad al ganado Mejicano especialmente cuando se vendían para engorde o terminadas, no resultaban ser buenas en producción a campo abierto. Las razas Británicas no eran buenas productoras en condiciones extensivas y por lo tanto no tan prolíficas, sufrían considerablemente las sequías y los ataques de ectoparásitos, y lo más importante de todo era que no se comportaban satisfactoriamente durante las épocas más cálidas del año.

          Ahora está probado científicamente el hecho de que cuando la temperatura ambiental supera los 25° C, las tres razas Británicas, Shorthorn, Hereford y Angus sufren un aumento en su temperatura corporal. A los 30° C la temperatura corporal aumenta entre 2 y 4° C, como si padecieran un proceso febril.

          Los antiguos porcentajes de marcación que se obtenían con la hacienda nativa criolla eran permanentemente comparados con los nuevos porcentajes, y una duda inmensa se instaló en los directores del Rancho, quienes se preguntaban  si mantendrían el progreso si continuaban con la incorporación de sangre de razas Británicas, o si realmente necesitaban volver a incorporar sangre de animales Longhorns con el fin de recuperar la rusticidad perdida.

El clima y medio ambiente británico son diferentes

         Debería recordarse que los Shorthorn y Herefords son provenientes y nativos de las islas Británicas, cuyos clima y pasturas son muy diferentes de los del  sur de Texas. Por esta razón resulta difícil que haya alguna zona de los Estados Unidos que se equipare al clima y pasto ideal de Inglaterra.. Creo que el siguiente párrafo escrito por Alvin Sanders en su libro “Historia del Shorthorn”, indica esta diferencia:

         “Inglaterra, la cuna del Shorthorn, con su invariable clima húmedo, es un verdadero paraíso para los herbívoros. Durante esos molestos meses en los cuales las pasturas americanas yacen desnudas y marrones bajo el implacable sol del pleno verano,  las de Inglaterra todavía brindan forraje  verde. Nuestras pasturas en el mes de junio lucen exuberantes, y en los tardíos días de otoño recuperan algo de su  esplendor inicial. Pero en Inglaterra, la temporada de pastoreo es más larga, y las pasturas mantienen más variedad de especies.”    

Observación del Cebú o ganado Brahman

        Resultó obvio que para tener éxito en condiciones ambientales duras, era necesario que el ganado poseyese características de fortaleza extremas. Durante el período que  abarcó desde 1910 hasta 1920, el ganado cebú de la India, comenzó a incrementarse en los campos del este de Texas. Demostraba ser  extraordinariamente rústico y prolífico. Sus ancestros y su hábitat eran totalmente opuestos a los de las razas Británicas, y era el exponente más fiel de la cría de animales bajo condiciones extremas.

        En 1910, Tom O´Connor le dio al King Ranch un toro media sangre Shorthorn – Brahman. Este toro era de color negro y de tamaño grande y se lo colocó en una pastura con vacas Shorthorn puras. Todos sus hijos machos fueron castrados excepto un ternero colorado llamado Chemera, y a todas las terneras se les dio servicio con los toros Shorthorn.

        Resultó notorio que estos animales con sangre Brahman eran  superiores para campo abierto y  en  condiciones ambientales adversas parecían comportarse mucho mejor que el resto del ganado. Aparentemente, el clima cálido no los afectaba., permanecían gordos durante los períodos de sequía prolongados; las vacas demostraban ser muy buenas madres que daban grandes cantidades de leche durante todo el año, y de esta manera, aseguraban mayor gordura en los terneros que las vacas Shorthorn en la misma pastura. Aparentemente los mosquitos, las moscas, las bicheras y demás insectos no los afectaban, y eran mucho más gordos, grandes y pesados que los Shorthorn que estaban en los mismos potreros. Los terneros destinados a ser novillos, y que eran portadores de diversos porcentajes de sangre de esta cruza Shorthorn – Brahman, se transformaban en animales de muy buena estructura ósea y gordura excelente directamente a pasto. También era notorio el hecho de que en los rodeos compuestos por animales provenientes de esta cruza no se producían  terneros con falta de desarrollo o que hubiesen perdido a su madre. También demostraban no ser tan uniformes en tipo y existía la tendencia a presentar anca caída, lo que constituye una característica indeseable.

          Luego de todas estas consideraciones, esta clase de ganado demostró ser el mejor de todo el ganado que se había criado  en el Rancho hasta ese momento.  Luego de haber trabajado durante más de cuarenta años para criar hacienda pura, estábamos poco dispuestos a cambiar nuevamente.  A pesar de todo, estaba en la mente de los administradores desde el principio, el estudio a fondo de esta cruza. Aquí estaba la posible solución  a los problemas de la ganadería extensiva en esta zona.

Comparación de las cruzas con los Hereford puros

          Las cruzas experimentales y las observaciones de su  comportamiento bajo condiciones extensivas habían  progresado desde 1910.En el otoño de 1918, todas las hijas del toro media sangre llamado O´ Connor , alrededor de sesenta hembras, y su hijo  Chemera, fueron reunidos en un solo lote de pasto mezquita (uno de nuestros mejores pastos nativos). La primavera de 1919 fue extremadamente favorable, y estas cruzas Brahman – Shorthorn estaban muy gordas. Una cantidad similar de las mejores y más gordas vacas Hereford fueron apartadas del rodeo puro Hereford y ubicadas junto con las cruzas para obtener una mejor comparación.

            La comparación se hizo entre lo producido por dos toros cruza Brahman – Shorthorn y las mejores vacas del mejor rodeo puro Hereford. Debido a que la temporada era muy buena, la comparación se llevó a cabo bajo  condiciones extensivas casi ideales. El ganado cruza, a pesar de no ser muy uniforme, era en todas las instancias superior, más grande, más pesado y más gordo.

        Como resultado de la comparación arriba mencionada basada en numerosas informaciones realizadas acerca de la diferencia en el comportamiento de las cruzas Brahman – Shorthorn con los Shorthorn y Hereford puros, bajo diferentes  condiciones  de pastoreo existentes en el establecimiento (esta comparación se llevó a cabo durante nueve o diez años), se consideró sabiamente la posibilidad de ampliar la escala de cruzamientos con Brahman. Para no trabajar con el ganado Shorthorn y Hereford al mismo tiempo, y debido a que los Shorthorn estaban ubicados en los peores campos del establecimiento, y parecían necesitar más la infusión de sangre Brahman, decidimos iniciar nuestros trabajos sobre el rodeo Shorthorn. 

El planeamiento de una nueva raza

          Hay numerosos tipos de razas de ganado Cebú. El Sr. A. P. Borden, quien para esa época era administrador de la Hacienda Pierce, era el principal importador,  y su primera importación ocurrió en 1906. Trajo representantes de las más importantes razas cebuínas, incluidas Nelore, Krishna Valley y Gyr. Muchos ejemplares del ganado Brahman del Sr. Borden mostraban trazas de sangre de ganado Sind. (El ganado Sind parece ser originario de Arabia y fue llevado a la India junto con los caballos árabes).  Estas eran todas razas distintas, así como el Shorthorn, el Hereford y el Angus son razas distintas.  Por lo tanto, nuestro propósito fue la selección de los ejemplares que demostraran las características más deseables, animales que precozmente se transformasen en ejemplares de buenas características carniceras.

           Se eligieron cincuenta y dos toros de tres años del rodeo del Sr Borden, estos toros eran tres cuartos o siete octavos Brahman. No había en los Estados Unidos  toros puros Brahman disponibles, y hubiese sido  difícil, sino imposible su importación.  Todos los esfuerzos estaban dirigidos a seleccionar toros con la conformación de características lo más carniceras posibles.

           Deberíamos señalar aquí que la dificultad en asegurarse toros Brahman de reales condiciones carniceras, ha sido la principal escollo en la selección de un tipo o raza de ganado deseable. Para superar este contratiempo, fue necesario conformar un rodeo de Brahman de características lo más puras posibles, en nuestro propio campo, recurriendo a la consanguinidad y selección estricta para fijar un tipo deseable desde el cual se pudiese trabajar.

           Se necesitó considerable experimentación, observación, averiguaciones e investigación para determinar qué porcentaje de sangre Brahman produciría el mejor animal para el mercado a obtener en condiciones de pastoreo . A partir de nuestra experiencia y de la del Sr. Al McFadden, uno de los más antiguos y expertos criadores de Brahman, se decidió que la mejor combinación era tres octavos de sangre Brahman y  cinco octavos de sangre Británica (en nuestro caso cinco octavos de sangre Shorthorn). Estos porcentajes de sangre prácticamente eliminan la giba y aparentemente dan el máximo de tamaño, rusticidad y habilidad para engordar; se logran también la mejor apariencia y uniformidad en el pelaje, así como resistencia al calor y a los insectos.

          A partir de estos experimentos, se hizo claro que si las dos razas – Shorthorn (Bos taurus) y Brahman (Bos indicus) aún cuando fuesen dos subespecies diferentes – se cruzaban entre sí y se obtenían las mejores cualidades de cada una de ellas combinadas en una nueva raza de ganado, esta nueva raza debería ser superior a cualquier otra, siempre bajo nuestras condiciones ambientales.

SANTA GERTRUDIS – La nueva Raza

          Desde el comienzo se hizo evidente que la simple cruza o retrocruza hacia el Shorthorn o Brahman no producía una naturaleza permanente y sería muy costosa. Habiendo estudiado cuidadosamente la fundación del Shorthorn en Inglaterra y conociendo que el Brahman había permanecido puro por bastante más tiempo que los progenitores de la raza Shorthorn, no veíamos ninguna razón por la cual no pudiésemos obtener resultados en este país siguiendo métodos similares. Se trazaron planes con la idea base de obtener una raza nueva de ganado que estuviese especialmente adaptada a las severas condiciones existentes en el King Ranch.

          Los cincuenta y dos toros Brahman que se obtuvieron del rodeo del Sr. Borden se dividieron en ocho diferentes rodeos de cría, totalizando alrededor de 2.500 vacas Shorthorn de excelentes condiciones. Dos de los toros, Chiltipin y Vinotero, fueron dados en servicio a dos rodeos de cincuenta vaquillas Shorthorn seleccionadas.  Estos dos rodeos eran movilizados cada tanto debido a la sequía. En una de esas ocasiones, Vinotero sirvió una vaca del rodeo lechero de la División Laureles, del King Ranch, que para ese entonces estaba bajo la dirección de mi hermano, Richard M. Kleberg. Esta particular vaca llevaba una dieciseisava parte de sangre Brahman que le llegaba del toro original de O´Connor a través de su hijo, Chemera. De ese acoplamiento con Vinotero  nació un ternero colorado – apodado Monkey  - que se convirtió en el toro más famoso de la raza Santa Gertrudis.

          El método empleado para la formación de la raza Santa Gertrudis fue el siguiente: Luego de la primer cruza con los toros originales, aproximadamente siete octavos Brahman sobre vacas Shorthorn puras,  posteriormente reemplazando estos toros de Borden por toros de mejor tipo y más uniformidad de nuestro rodeo Brahman altamente seleccionado,  nos pusimos a desarrollar el tipo más carnicero de ganado con porcentajes de sangre aproximados de tres octavos Brahman y cinco octavos Shorthorn. Hay que recordar que, así como en otros experimentos de cría, se utilizaron diferentes toros Brahman en diferentes  rodeos puros de Shorthorn, entonces primero se debía establecer cuáles eran los más productivos y luego fue necesario hacer registros para poder trabajar sobre la progenie de esta primera cruza.

          Luego se seleccionaron las mejores vaquillonas coloradas de la primer cruza y  se sirvieron con toros colorados que tuvieran el mismo porcentaje de sangre Brahman, pero que no estuvieran relacionados con las vaquillonas a las que irían a servir.  Estábamos procurando,  a través de la selección, la formación de un rodeo donde los terneros machos fuesen de pelaje colorado y superiores a los de la primer cruza Brahman – Shorthorn. Tomó varios años hasta que el mejor ejemplar – Monkey – pudo ser obtenido, y hasta ese momento, el progreso había sido muy lento.

          Así como Hubback, el famoso toro fundador del Shorthorn, marcó el inicio de esa raza, Monkey dio comienzo a la raza Santa Gertrudis. No sólo se encontró que este toro fue el mejor individuo jamás visto y producido en este plantel, sino que sus descendientes, machos y hembras, demostraban ser superiores tanto para cría en condiciones pastoriles como para engorde.

          La raza Santa Gertrudis se formó y fue evolucionando por la  utilización de los hijos y nietos de Monkey  sobre vaquillas de primera cruza (media sangre), nuevamente sobre la doble cruza resultante de servir vaquillas media sangre con toros media sangre, y finalmente empleando permanentemente métodos lineales de consanguinidad.

          Estos animales resultantes eran de color rojo cereza, bastante grandes, de excelente conformación carnicera, y con muy buen manto de carne. Realmente eran muy interesantes tanto en biotipo carnicero  como en color.

          En 1940, la raza Santa Gertrudis fue oficialmente reconocida por el Gobierno de los Estados Unidos, como una raza de carne diferente, tan sólo treinta años después de la utilización experimental del toro de O´Connor. Fue la primera raza diferente de ganado desarrollada en Norte América . La raza tomó el nombre del legado de  tierras denominado Santa Gertrudis, legado directo de la Corona Española. Estas tierras constituyen hoy el King Ranch.

Monkey – El toro fundador 

          Se practicó intensa consanguinidad, y todo el rodeo actual desciende de Monkey.  Por años se utilizaron sus hijos, nietos, biznietos, hijas, nietas y biznietas, etc. Originariamente Monkey fue apareado con vaquillas de primera cruza y segunda cruza. En todos los casos fueron seleccionadas cuidadosamente. Eran los mejores individuos de los que se disponía, todos de color colorado. Ni bien había hijas de Monkey disponibles, las mejores de ellas se apareaban con él, así como  las mejores nietas. Los mejores hijos de Monkey se apareaban con las hermanas que se complementasen bien con ellos. También otros hijos de Monkey se apareaban con las nietas de él si se complementaban satisfactoriamente. A medida que había hijos de Monkey disponibles, estos se comenzaron a usar en vacas y vaquillas de los rodeos de primera cruza y de segunda cruza. Manteniéndose dentro de esta única familia y utilizando tanto sus machos como hembras superiores para corregir y mejorar características, se forjó el mejoramiento de la raza.

            El mejoramiento general del ahora enorme rodeo puro Santa Gertrudis se controla por la identificación en el rodeo superior de los mejores toros descendientes de Monkey, y utilizando sus hijos en un rodeo control de menor cantidad de vacas (aproximadamente cuatrocientas). Este método  disemina continuamente la  sangre de los mejores toros de la raza al rodeo universal.

            Una ilustración del método sería lo siguiente: El hijo de Monkey que mejor produjo fue Santa Gertrudis I, y a su vez el mejor hijo de Santa Gertrudis I fue un toro llamado Tipo.  El mejor hijo de Tipo fue un toro llamado Coton.  Todos estos toros élite descendientes de Monkey, así como sus mejores hijos e hijas fueron utilizados en el rodeo control. Produjeron una definitiva mejora en el rodeo, y la raza continuó mejorando en conformación, en calidad de carne, en precocidad o maduración temprana y en uniformidad de tipo racial.

          Se utilizaron innumerables  hijos de Monkey  en estos trabajos. Por ejemplo, Monkey produjo alrededor de 150 hijos útiles. En 1951, el King Ranch tenía  más de 5.000 vacas puras en edad de procrear y en este proceso de mejoramiento de la calidad del rodeo incluyendo los rodeos Hereford originales, se utilizaron más de 1.500 toros puros Santa Gertrudis.

Distribución de la Raza

          Muchos toros representativos de la raza fueron ampliamente dispersados en todos los Estados Unidos, pero especialmente en el sur. Muchos también se exportaron a Cuba, Costa Rica, Panamá, Guatemala, México, Colombia, Brazil, Venezuela, Perú, Argentina y las Filipinas. Hasta ahora han dado buenos resultados  donde han ido y han creado un gran interés por los terneros. El King Ranch tiene rodeos en Kentucky y en varios países como Cuba, Australia y Argentina.

Ventajas de la Raza

          La raza Santa Gertrudis es la primera raza creada por apareamientos controlados y cruzamientos para adaptarse en climas cálidos. Mantiene temperaturas corporales inferiores a la temperatura ambiental, la cual causaría fiebre en las razas Británicas. Bajo las condiciones imperantes en el King Ranch, los terneros Santa Gertrudis pesan alrededor de 225 kilogramos de peso a los ocho meses de edad. Los novillos maduros y las vacas de esta raza promedian aproximadamente 100 kilogramos más de peso que las razas Británicas a la misma edad. Los novillos de cuatro años, aquí en el King Ranch, pesan alrededor de 630 Kilogramos terminados a pasto para el mercado. El ganado Santa Gertrudis, en idénticas condiciones, supera al ganado Británico en aproximadamente un 3%. La carcasa tiene un alto porcentaje de cortes grado “choice”y una gran proporción de carne contra hueso. La calidad de la carne es similar a la de las razas Británicas.

          En el King Ranch ya no existen dudas acerca de que el Santa Gertrudis se adapta mucho mejor a las condiciones de la zona y es notoriamente superior al Shorthorn y al Hereford para lograr una producción mayor de carne. La gran resistencia al calor y a los insectos, la rusticidad, propensión a engordar y madurez temprana del Santa Gertrudis lo hacen a la vez una raza económica y lucrativa para la producción de carne aquí, en nuestro establecimiento. Miles de cartas recibidas nos demuestran que la raza tendrá una  amplia diseminación y que será de suma utilidad bajo una diversa gama de condiciones ambientales diferentes.

         No quiero ser crítico de ninguna de las razas Británicas o ganado de carne bajo sus condiciones ambientales y de pastoreo favorables. La raza Santa Gertrudis posee un mayor porcentaje de sangre Shorthorn que sangre Brahman, y muchas de sus características  deseables derivan de la raza Shorthorn.

Plan sugerido para el uso de toros Santa Gertrudis

         Divida el rodeo de vacas en tres partes, colocando en ellos uno o más toros Santa Gertrudis, dependiendo del tamaño del rodeo de vacas (El King Ranch utiliza 50 toros para dar servicio a 1.000 vacas en potreros grandes, si se utiliza un solo toro se le pueden dar 50 vacas sin problemas). Estos grupos deben ser numerados del 1 al 3. En el   destete, las terneras de cada rodeo que demuestren características raciales del Santa Gertrudis y conformación corporal deseable  deben ser retenidas para cría. A los dos años de edad se las debe introducir en los rodeos siguiendo la siguiente rotación:  Las vaquillas que nacieron en el rodeo 1 son destinadas a reposición en el rodeo 2. Las nacidas en el rodeo 2 van a reposición del rodeo 3, y las del rodeo 3 van a reposición del rodeo 1.En todos los casos los toros originales deben volver al servicio a los mismos rodeos hasta que ya no sirvan más, y haya que  reponerlos por nuevos toros Santa Gertrudis.

          En esta manera se ha establecido convenientemente un programa de consanguinidad lineal.. Debido a la gran prepotencia de esta raza, cuando el ciclo se complete, la progenie resultante será de un alto grado de pureza, coincidente con las características de la raza en todos os aspectos.  En muchos casos, luego de la segunda cruza, se podrán usar prudentemente los toritos para servir en los rodeos generales si es necesario.

          Este plan sugerido no tiene en cuenta el tipo de vacas  disponibles. Desde ya que se obtendrán mejores resultados si las vacas son de buena calidad. Las vacas Shorthorn y Hereford responderán bien a este programa de cría.. Bajo condiciones tropicales, las vacas Brahman también darán buena respuesta a este programa. Hay muchos trabajos hechos en este sentido por  E. J. Barker, en la Isla de Turiguano, Moron, Cuba, donde hay más de 3.000 vacas Santa Gertrudis de alta calidad disponibles. En otros casos se han apareado  toros Brahman en primera cruza con vacas Shorthorn o Hereford y las vaquillas resultantes utilizadas con éxito en planes similares.

          Al contar la historia de la raza  Santa Gertrudis, he querido ayudar a otros criadores de ganado a resolver sus problemas en la cría y producción de carne. En esta comunicación debo hacer hincapié en alguno de los puntos más débiles del arte del criador.
Por ejemplo, todas las razas de ganado que nos son familiares tienen características raciales definidas, y entonces tienen apariencia definida. Estas características han sido fijadas a través del tiempo trabajando principalmente con características visibles  para llegar a la meta trazada.

          En algún punto de la evolución de estas razas, se debió recurrir a la consanguinidad para fijar el tipo definitivo. En el caso de que en el cruzamiento de dos razas definidas, como la Brahman y la Shorthorn, si un toro Brahman  de buena condición carnicera fuese utilizado sobre buenas vacas Shorthorn, el resultado será de terneros de calidad carnicera y de tipo uniforme. Si los mejores ejemplares de esta primera cruza se aparean entre sí, los resultados serán desalentadores, porque se producen numerosos animales de características indeseables. Esto es resultado de las recombinaciones  de características genéticas hereditarias que se producen de manera indeseable en la segunda y subsiguientes generaciones. Si se prosigue con estos cruzamientos los resultados serán altamente disgustantes.  En este momento desearía remarcar que las razas no se hacen siguiendo meramente fórmulas basadas en  porcentajes de sangre. Los porcentajes de sangre son importantes pero deberían variar de acuerdo a las condiciones ambientales, de acuerdo a las razas originales  y a otros factores.  La meta final es encontrar y desarrollar el individuo superior, selección estricta y continuidad en la misma es lo que hace al éxito de un programa de evolución de una raza y no el mantenimiento simple de porcentajes de sangre.

          Por esta razón se debe seleccionar un animal superior en la primera cruza en la medida que se descubra que posee el standard de excelencia (Por ejemplo: Hubback, toro fundador de la raza  Shorthorn;  Monkey, toro fundador de la raza  Santa Gertrudis).  En este punto es necesario recurrir a la consanguinidad utilizando animales seleccionados cuidadosamente para poder fijar las  características raciales deseadas.

         

          Para fijar el tipo y mejorarlo se necesitan numerosas observaciones y estudios de los animales involucrados y finalmente concentración en los pedigrees de los animales cuyas características sean superiores y que se complementen unos con otros. Si bien el arte de criar requiere la observación intensa de los detalles, estudios interminables  y la aplicación de una aguda sensibilidad artística,   el premio es grande  y no conozco otra tarea tan interesante y apasionante.

         

*Artículo, cuyo autor es Robert J. Kleberg,, quien vivió parte del proceso de la evolución de la Raza  Santa Gertrudis fue publicado en 1954  por el KING RANCH.

:: Primer ganado de tipo Mejicano
:: El clima y medio ambiente
británico son diferentes
:: Observación del Cebú o
ganado Brahman
:: Comparación de las cruzas
con los Hereford puros
:: El planeamiento de
una nueva raza
:: SANTA GERTRUDIS –
La nueva Raza
:: Monkey – El toro fundador 
:: Distribución de la Raza
:: Ventajas de la Raza
:: Plan sugerido para el uso de toros Santa Gertrudis

©2006 | Asociación Argentina de Criadores de Santa Gertrudis | Todos los derechos reservados
Si tiene problemas para ver el sitio haga click aqui
Av. Pte. Julio A. Roca 610, 5 P. | CP: 1067 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4331-6767